De camino a Roppongi. Tercer día – 2a Parte.

19 11 2007

Después de Tokio Tower me dirigí hacia el complejo Roppongi Hills. Un lugar construido por un magnate llamado Minoru Mori. Roppongi se podría definir como una gran ciudad dentro de Tokio aunque me centraré más en este distrito en el siguiente post.

Como decía, al abandonar la famosa torre, con la ayuda de mis mapas, me puse en marcha. Por el camino encontré restaurantes, oficinas, la embajada rusa y diversos supermercados. Es curioso porqué en ese largo trayecto hasta Roppongi divisé muchos extranjeros que, como yo, paseaban por la zona pero como si vivieran allí. Me encontré a una madre con aspecto nórdico paseaba a su hija en cochecito, empresarios hindúes y dos hombres que parecían ser americanos por su fuerte acento inglés. Más tarde descubrí que me encontraba caminando por una zona repleta de embajadas.

Por otra parte una de las cosas que me sucedió fue, como no, una mini tormenta de diez minutos que sacudió sin piedad a todo ser viviente que pasaba por allí. Me tuve que meter en una tienda de…jabones. Imaginaos a un chico feliz en manga corta paseando tranquilamente por la calle, con un sol radiante, cuando de repente del cielo caen toneladas de agua a plomo. Total, acabe totalmente mojado dentro de una tienda de jabones con el aire acondicionado a tope y, eso sí, con sus múltiples variedades de jabones de “atención!”: chocolate, frambuesa, miel, mermelada de todos los sabores, menta, pistacho, rosas, etc. Como os podéis imaginar los diez minutos de lluvia los empleé en oler los jabones y averiguar sus aromas ya que no se leer japonés. Fascinante la verdad. Un “gaijin” mojado oliendo jabones.

De camino a Roppongui IBM

De camino a Roppongui un supermercado Don QuijoteDe camino a Roppongui un Karaoke

Podéis ver a través de estas fotografías lo que encontré durante el trayecto. Una sucursal del “gigante azul” IBM, uno de los múltiples supermercados Don Quijote en el cual entré y pude encontrar absolutamente de todo, desde comida hasta camisas, y finalmente un karaoke con una fachada realmente llamativa y debajo de ella, una tienda llamada “Freaks” donde había multitud de utensilios y material relacionado con el mundo de la marihuana. Buen rollo!


Acciones

Information

One response

13 08 2008
Roppongi, el futuro existe. Cuarto día - 7a Parte. « el temponauta

[…] del museo de la cerveza volví de nuevo a la zona de Roppongi, que como ya comente en post pasados 1 2, es una zona construida por el magnate Minoru Mori (el solito hizo los edificios con un pico y […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: