Yukata y fideos. Quinto día – 4a parte

8 03 2009

Después de visitar el templo Senso-ji comenzó a salir el sol y decidí perderme un poco por Asakusa. Salas de masajes, tiendas dedicadas a los tradicionales abanicos japoneses, extraños carteles, restaurantes del famoso pez globo o fugu… Acabé entrando en una tienda de yukatas (kimonos hechos con algodón) y me compré uno. Aún recuerdo la cara de la dependienta de la tienda cuando me tomó las medidas. Supongo que habitualmente no tenía muchos clientes de dos metros. Fue muy atenta y simpática y finalmente encontró un yukata que me fuera bien ^^. Lo suelo utilizar bastante en verano aunque no salgo a la calle con él. Mmm… es algo que debería hacer solo para ver la cara de la gente. Es muy cómodo lo tenéis que probar!

A mediodía busqué un sitio para comer entre las laberínticas calles de Asakusa. A través de las vitrinas podías ver decenas de representaciones de plástico de la comida que ofrecían los distintos restaurantes. Un método mucho más eficaz que la típica carta escrita. Como ya sabéis, si la comida entra por los ojos lo de menos es el nombre. A quién no le ha pasado estar en un restaurante y ver a un camarero pasar por vuestro lado con un suculento postre y desconocer como se llama? Siempre acabamos diciendo: ¡Quiero uno de esos! El nombre en este caso es lo de menos.

 Restaurante de Fugu

Restaurante en Asakusa

Un amigo me preguntó como podía decirle a la camarera o camarero que plato quería si no sabía japonés. Por lo general casi todos los restaurantes tienen una carta con imágenes o nombres en inglés, aunque existen algunos restaurantes que no. ¿Como hacia para pedir el/los plato/s? Sencillamente haciendo una foto al plato de la vitrina con mi cámara de fotos. Se la enseñaba al camarero/a y sin problema alguno me lo traían con una sonrisa comprendiendo mi dificultad por pronunciar el nombre del plato en su idioma. Sencillo, eficaz y diferente.🙂

 Pescado de plástico

Al final entré en un restaurante muy pequeño, modesto y apartado del centro posiblemente regentado por una familia japonesa. Era perfecto. Comí unas huevas de atún con un exquisito sabor a mar y unos fideos de arroz con piña sumergidos en un bol con agua y… ¡Cubitos de hielo! Perfecto para paliar el calor pensé. Todo acompañado de un bol de arroz con una especia rojiza que desconozco y un poco de ternera con algún tipo de vegetal. Una de las comidas más frescas y relajantes que he probado nunca.

Comida en Asakusa


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: