“Akiba” matutino. Sexto día – 2a parte

15 03 2009

A lo largo de la calle principal me encontré una gran cola de gente que se iba haciendo más y más larga minuto a minuto. Supuse que era un lanzamiento de algún gadget electrónico o algún videojuego nuevo. Sin preocuparme más por el asunto y no sin antes retratar un tramo de la cola, me pase gran parte de la mañana entrando y saliendo de los edificios de Akihabara. En cada tienda que pisaba, algo que nunca había visto aparecía ante mis ojos. Ordenadores, música, miles de figuras de personajes de animación y películas… Todo diferente y atractivo para la vista. No tengo fotos de estos momentos ya que cuando me puse a indagar y mirar me olvidé completamente de la cámara de fotos. De momento os dejo alguna vista del exterior 😉

Akihabara por la mañana V

Parte de la gran cola en la calle principal de Akihabara, poco antes de abrir las tiendas.

 

Akihabara por la mañana IV

Típica foto de postal de Akihabara.

 

Akihabara por la mañana VI

Edificio Sofmap dedicado a ordenadores, cámaras y televisores LCD entre otros.

 

Akihabara VII

Edificio Sega repleto de plantas con máquinas recreativas.

Anuncios




¿”Akiba”? Mejor por la tarde. Sexto día – 1a parte

14 03 2009

Al día siguiente de visitar el barrio de Akihabara, caí en la tentación de volver a explorarlo. Es imposible acabarse el barrio en un día así que me levante temprano y a las nueve de la mañana ya estaba en la calle. Gran error. La gran mayoría de las tiendas de “Akiba” abren a las 10. Tenía una hora para pasear por la zona y esperar a que abrieran las tiendas de los edificios. Acabé entrando en un Mc Donald’s para tomarme un zumo gigante de naranja y repasé un poco el plan que tenia por la tarde, ya que debía ir a la isla artificial de Odaiba pero aún no estaba muy seguro de como llegar allí.

Akihabara por la mañana I

Akihabara por la mañana III

En el Mc Donald’s hubo un momento en que me quedé literalmente empanado mirando el gran ventanal del establecimiento que daba a una gran calle donde caminaban decenas de personas arriba y abajo. De repente me di cuenta de una sutil detalle y es que a aunque no había más de 10 personas en el restaurante, todo estaba muy silencioso. Un par de personas estaban dormidas a mi lado. Un hombre vestido con el típico traje de ejecutivo apoyaba su cabeza encima de su mesa y un poco más lejos una chica respaldaba la suya en la pared con la boca totalmente abierta. Un típico sábado por la mañana pensé. Junto al ventanal de vidrio dos chicos bastante jóvenes y con el pelo largo y rojizo se fumaban un cigarrillo mientras charlaban animadamente. ¿El cigarrillo matutino?

Con un último sorbo del zumo, cogí mi libreta y mi mochila y me marche del local, faltaban diez minutos para las 10 de la mañana. Ya en la calle… ¿Que coj****? ¿De donde ha surgido toda esta gente?

Akihabara por la mañana II